Seleccionar página

Mostrar anuncios



Contact Hacienda El Santiscal
956 708 313
Arcos de la Frontera, Cádiz
Visitar el Sitio Web

El propio nombre de esta casa Noble del siglo XV, exquisitamente restaurada, evoca sentimientos de romance y aventura tan profundos como el mismo Siglo de Oro español.

El término "Santiscal" proviene de una villa rústica romana ubicada en los terrenos de la Hacienda que fue descubierta a finales del siglo XIX. El sector conocido comprende un peristilo, una piscina, conducciones de agua y varios mosaicos entre los que destaca el único de tema figurado con la representación de Venus y Adonis. La edificación y los pavimentos indican un uso dilatado de la villa durante toda la época imperial romana hasta el siglo VI, al que corresponde la lápida visigoda de Bulgarico, encontrada en 1890.

Cuenta la historia que había una vez un caballero llamado Juan de Armario que en 1.485, cuando el cerco de Ronda , entró el primero en la mina que tenían los moros donde guardaban todas las provisiones para la plaza sitiada y en esta empresa perdió la vida. En premio a esto, el Rey concedió a sus hijos cinco caballerías de tierra al pié de la Sierra del Santiscal, donde levantaron la que sería la casa familiar que hoy se llama Hacienda El Santiscal, un hermoso edificio fortificado con magníficas vistas al Paraje Natural, resultado de la situación estratégica en la que fue construida y que ahora puede ser disfrutada por Usted.

El hotel cuenta con cuatro habitaciones Standard, cuatro Superiores con balcón, dos Superiores con Vistas, una Superior con Terraza Privada, y una Suite con salón y chimenea. Todas están climatizadas con control remoto privado, equipadas con caja fuerte gratuita, teléfono directo, ventilador de techo, wifi y cuarto de baño completo con secador de pelo, toallero calefactor, dispensadores ecológicos, ahorrador de agua y productos de acogida entre otros amenities.

Siendo un edificio histórico (Siglo XV) y estando protegido, todas las habitaciones son diferentes, habiéndose apostado por la mezcla de colores fuertes en las paredes, aludiendo al Pop Art años 70, con muebles y piezas antiguas, casi todas parte de la casa originalmente y de bastante valor, como una cómoda del siglo XVI, un baúl de Vuiton achaflanado para los carruajes ó un sofá Isabelino que conserva su tapicería original, entre otras muchas piezas.

Algunas habitaciones además conservan el artesonado de madera, los techos altos abovedados, suelos de ladrillo árabe o terracota natural, armarios de cuarterones, etc., aunque todas están decoradas de manera acogedora y acorde al estilo de la casa, lo que le confiere sencillez, elegancia, y carácter, pero siempre respetando el conjunto arquitectónico, que fue declarado en su día "Singular".

Nuestra cocina, al igual que el hotel es de gestión familiar, estando a cargo del propietario quien lleva bastantes años en los fogones; no en vano ha regentado un Restaurante durante 27 años en el centro de la ciudad.
Este anuncio ha sido visto 824 veces.